Bemer, La terapia vascular física para activar la microcirculación llega a Equip d’estètica

El estrés, la falta de sueño, una mala alimentación, hábitos poco saludables, enfermedades y por supuesto la edad ralentizan el movimiento de bombeo de los vasos sanguíneos más pequeños.

Esto se aplica a la gran mayoría de las personas. Como resultado, las células sanguíneas se mueven mucho más despacio y no puede cumplir adecuadamente con su cometido. Un suministro deficiente a tejidos y órganos lleva a largo plazo a una disminución del rendimiento físico y mental, dolores, malestar y enfermedades.

Bemer Group / El principio de la terapia Bemer

La terapia vascular física de BEMER puede contrarrestar estos efectos dentro de unos límites. Con ayuda de una señal de estimulación de transmisión electromagnética, se estimula el movimiento de bombeo de los vasos sanguíneos más pequeños, de este modo, puede normalizarse el flujo sanguíneo en esta zona.

Las células del cuerpo se abastecerán mejor y podrán realizar sus muchas tareas: por ejemplo, combatir enfermedades y dolores, cicatrizar heridas, generar energía para actividades físicas y mentales o restablecer el bienestar general.

Bemer: La terapia vascular física para activar la microcirculación llega a Equip d'estètica

Bemer: La terapia vascular física para activar la microcirculación llega a Equip d’estètica

BEMER puede mejorar la circulación limitada de los vasos sanguíneos más pequeños y, con ello, ayuda en los procesos de autocuración y regeneración propios del cuerpo. La circulación es el sistema de suministro del cuerpo humano. El 75 % de este suministro se lleva a cabo en la zona de los vasos sanguíneos más pequeños (microcirculación).

Por lo tanto, se trata de la zona en la que las células sanguíneas suministran nutrientes y oxígeno a tejidos y órganos y, en el trayecto de vuelta, llevan consigo los productos residuales para su eliminación. Solo con la ayuda de esos procesos de suministro y eliminación, las células pueden llevar a cabo sus tareas vitales y el cuerpo dispondrá de la energía necesaria.

En el deporte amateur y profesional, BEMER también puede resultar de gran ayuda. Y es que, a través de la irrigación apropiada de los vasos sanguíneos más pequeños, se consiguen tiempos de calentamiento y enfriamiento más cortos, así como una regeneración más rápida y, de este modo, los entrenamientos serán más efectivos. Además, en un caso ideal, las micro lesiones pueden repararse inmediatamente y, de este modo, se evitan lesiones más graves.

  •  Mejorar el abastecimiento de órganos y tejidos.
  • Ayuda en la cicatrización de heridas y lesiones deportivas.
  • Ayuda al sistema inmunológico.
  • Aumento del rendimiento físico y mental.
  • Reducción de los tiempos de regeneración en entrenamientos deportivos.

Toda la información en Equip d’Estètica